miércoles, 2 de agosto de 2017

Reseña: Nadie te oirá gritar - Angela Marsons

Dicen que el miedo es el sentido más poderoso que existe, y para los que no lo tengan del todo claro, hoy os traigo otro thriller a “A través de un libro”, qué raro, ¿verdad? En este caso se trata de “Nadie te oirá gritar” escrito por Angela Marsons, escritora inglesa de éxito en el género criminal.
 

Cada muerte tiene un secreto. Cada secreto, un principio. En la oscuridad de la noche cinco figuras se turnan para cavar una tumba, un hoyo pequeño en el que entierran los restos de una vida inocente. Nadie dice nada, les une un pacto de sangre que no romperán... Años más tarde, Teresa Wyatt es brutalmente asesinada en la bañera de su casa, y tras ella se suceden más muertes violentas. Todas las víctimas tienen algo en común, y la detective al frente del caso, Kim Stone, pronto se da cuenta de que la clave para detener al asesino que está sembrando el pánico en la ciudad es resolver un crimen del pasado. Está claro que alguien esconde un secreto y está dispuesto a todo para que no salga a la luz.

Tenemos ante nosotros uno de esos libros que te enganchan desde la primera página…hasta la última, nada de tener que esperar hasta conocer un poco a los personajes para que entre la curiosidad. Un clásico thriller, un thriller perfecto dicen algunos. Junto a la nuestra protagonista, la inspectora Kim Stone, destaparemos algunos de los crímenes más oscuros que se entierran en Black Country.

Angela tiene una forma de escribir muy directa, muy potente, con las palabras perfectas para que te quedes totalmente intrigada. Capítulos muy cortos y llenos de diálogos, que hacen que la lectura sea muy rápida. Nos presenta a Kim, como ya he dicho, la inspectora del caso. Una mujer peculiar, con carácter fuerte, de esas personas que no se quedan tranquilas hasta que acaban su trabajo, y lo acaban bien. Kim, tendrá que enfrentar los miedos de su propio pasado para poder llevar a cabo una de las investigaciones más importantes de su vida.

Las muertes se acumulan durante la novela, y todas parecen centrarse en el mismo lugar: un orfanato para niñas “difíciles” que quedó abandonado tras un incendio de procedencia ambigua. Todos los antiguos trabajadores del orfanato van cayendo uno a uno, sin orden, sin huellas… Los secretos que se esconden tras los muros del orfanato parecen inculparles a todos. Todos son culpables de algo, todos merecían un castigo, pero ¿qué es lo que ha hecho que 10 años más tarde, merezcan la muerte?
Demasiadas muertes y demasiados secretos, parece que hay demasiados frentes abiertos durante toda la novela que no conseguimos esclarecer hasta el final.
“Ella no pudo apartar la incredulidad de su mente ni siquiera cuando su consciencia comenzó a desvanecerse. Se dio cuenta de que sus cómplices no podían imaginarse siquiera quién era la persona a la que debían temer.”
Abusos, pobreza, corrupción, enfermedad… la novela da además una visión general de una sociedad enferma. Con mala gente que se lleva lo mejor, y con buena gente que se lleva lo peor. Una novela que muestra la crueldad de las personas y las duras circunstancias en las que conviven miles de ellas.

Un thriller que sin duda ha conseguido engancharme, me lo he leído en un abrir y cerrar de ojos y me he quedado más tranquila sabiendo que ya hay más libros protagonizados por Kim Stone que no dudaré en leerme. Un libro perfecto para todos los amantes del género, que te hace cavilar y no te deja tranquilo hasta que descubres el final. Además, tiene un importante factor humano, que te hará sonreír, reflexionar e incluso llorar (¿?).

Por último, quisiera dar las gracias a la editorial Planeta por el envío del ejemplar y por confiar en mí para reseñarlo.

¿Qué os ha parecido? ¿Lo habéis leído?